La Syrah es una de las uvas tintas más plantadas, que se ha extendido desde la zona norte del Ródano al resto del mundo dando lugar a vinos monovarietales muy característicos. El único país, además de Francia, que ha conseguido una reputación internacional sólida por los Syrah (Shiraz) de calidad superior es Australia.

ORÍGENES 

Se desconocen los orígenes exactos de esta variedad y son varias las teorías sobre su llegada a la zona centro y sur de Francia.  Y es que hay quienes afirman que las primeras plantas de Syrah llegaron a través comerciantes fenicios desde Persia, otros que fueron caballeros cruzados los que a su regreso de las guerras en oriente introdujeron las nuevas plantas de vid en Europa  e incluso que es una variedad que proviene de Siracusa (Italia).

Pero recientemente estudios genéticos han determinado que la uva Syrah es un cruce entre 2 variedades de uvas francesas (una tinta y otra blanca): Dureza y Mondeuse blanche, originarias de la zona norte del Ródano en Francia. 

EL CULTIVO 

El norte del Ródano es la región clásica de los vinos Syrah, siendo las mejores denominaciones Côte Rôtie y Hermitage. Desde donde se extendió a otras regiones como: España,  Australia, Sudáfrica, Chile o California. En nuestro país fue introducida por el Marqués de Griñón, en 1982, en la que hoy es la D.O. Dominio de Valdepusa. El cultivo de esta uva en España a partir del 2000 ha sido enorme.

Las cepas de Syrah se caracterizan por ser resistentes a las enfermedades y por su fácil cultivo, al requerir temperaturas elevadas y gran cantidad de sol, no sorprende su rápida implantación en los suelos españoles.

Sus hojas son de un tamaño mediano con forma pentagonal, aunque en ciertas ocasiones presentan siete lóbulos, con un haz verde oscuro y envés algodonoso. Los racimos son compactos y de forma cilíndrica, con uvas azuladas de pequeño tamaño y piel gruesa.

LOS VINOS 

Los vinos elaborados con Syrah son de color profundo, tienen niveles medios/altos de taninos y acidez media. Se caracterizan por tener mucho cuerpo y, en general, exhiben un carácter de fruta negra y de chocolate negro. En los vinos que provienen de regiones templadas, puede ir acompañado con toques herbáceos, carne ahumada y pimienta negra. En cambio, en las regiones calurosas predominan las notas de especias dulces (regaliz). La Syrah no madura en climas frescos.

Muchos vinos de Syrah pasan por roble, ya sea en barrica o mediante virutas, aportando sabores a pan tostado, humo, vainilla y coco.

Desde TaninoWines os invitamos a conocer un poco más esta apasionante uva y para ello os presentamos una selección de monovarietales Syrah de varias regiones vitivinícolas. Buen viaje.