Muchos son los llamados, pero pocos los escogidos. Con esta cita bíblica podríamos hacer un símil con las puntuaciones Parker, ya que son pocos los vinos que alcanzan el codiciado 100, la cifra mágica que les da la condición de vinos perfectos, la posibilidad de entrar en el olimpo de los vinos gloriosos casi hechos por y para los dioses.
Read more